Acá te explicamos cómo salir de tus deudas

Identifica tus deudas

El primer paso es identificar exactamente qué es lo que debes, a quiénes debes y cuánto debes. Crear una lista es una buena manera de comenzar.

Para cada deuda enlista lo siguiente:

  • El monto total que adeudas
  • El monto mínimo de pago mensuales
  • Los costos por intereses

Tu lista debe incluir (en caso de que aplique):

  • Hipoteca
  • Crédito para automóviles/motocicletas
  • Tarjetas de crédito
  • Impuestos
  • Servicios (celular, cable, luz, agua)
  • Rentas
  • Créditos estudiantiles
  • Préstamos de familia y/o amigos 
  • Préstamos personales
  • Entre otras.

Define un presupuesto

Un presupuesto es un plan que se formula para lograr en un cierto periodo, tus objetivos financieros.

Esto te ayudará a:

  • Conocer con exactitud cuánto dinero ganas, gastas y ahorras.
  • Balancear tus ingresos de acuerdo a tus gastos regulares.
  • Optimizar tus gastos para ayudarte a alcanzar tus objetivos financieros

Define tu estrategia

Una vez que hayas creado una lista de todas tus deudas y tu presupuesto, inicia tu plan de acción. El tipo de deuda y el monto de cada una, te ayudará a definir cuál es la mejor estrategia para liquidarlas. 

Elige un periodo de tiempo

Define un periodo de tiempo que sea razonable, y sobre todo, costeable. Si tu lapso de tiempo es demasiado largo, es probable que puedas desmotivarte o que los intereses aumenten. 

Por el contrario, si el periodo de tiempo es demasiado corto, te costará trabajo realizar los pagos que definiste y esto hará que parezca una deuda imposible de liquidar. 

Toma en cuenta que si tus intereses incrementan, es probable que tus pagos mensuales también. Conoce qué son los intereses aquí.

Decide qué deuda liquidar primero

Dependiendo el tipo de deudas que tengas, es posible que te convenga pagar una deuda antes que otras.

Deudas con altos intereses

Al liquidar las deudas que generen los intereses más altos, estarás pagando menos intereses en un futuro (aunque esto suene obvio). Esto ayudará a que estés libre de deudas más pronto.

Enlista tus deudas por intereses de forma descendente. Desde la que te genere la mayor cantidad de intereses, hasta la que genere menos. Realiza el pago mínimo mensual en cada una de ellas, después utiliza cualquier dinero extra que generes o recibas, para abonar a la deuda que genere los intereses más altos.

Por ejemplo, las tarjetas de crédito usualmente generan intereses más altos que los créditos automotrices.

Deudas pequeñas

También puede ser más fácil comenzar con las deudas que no tengan un monto tan alto a liquidar. Esto te permitirá mantenerte motivado para poder continuar con tu objetivo de convertirte en una persona libre de deudas. Ten en cuenta que al elegir esta opción podría salirte más caro, al terminar pagando más intereses de tus otras deudas.

Deudas con familiares o amigos

Si alguna vez un amigo o familiar te prestó dinero, habla con ellos sobre el dinero que adeudas. Llega a un acuerdo y comprométete a realizar pagos parciales de acuerdo a un calendario de pagos que funcione para ambas partes.

Escribe un cheque por adelantado con la fecha que hayan acordado o programa transferencias automáticas con el fin de apegarte al plan de pagos. Esto también ayudará a mostrar tu compromiso de liquidar tu deuda.

Trabaja directamente con tus acreedores y/o instituciones financieras

Ponte en contacto directamente con tus acreedores para llegar a un acuerdo. Los acreedores son las compañías con las que adeudas dinero. 

Estas empresas usualmente ofrecen:

  • Un interés más bajo para liquidar tu deuda
  • Extender tus pagos y reducir tu monto mínimo de pago mensual
  • Consolidar tu deuda

Cierra las cuentas de las deudas que hayas liquidado

Una vez que hayas liquidado tu deuda, considera cerrar por completa tu cuenta. Mantén solamente las que necesites y las que puedas administrar responsablemente. Te sugerimos mantener una de tus cuentas más antigüas abierta, ya que esto puede ayudar a tu score de crédito.  

Reconstruye tu historial de crédito

Utiliza Baubap para ayudarte a reconstruir tu historial de crédito. Recuerda que hemos diseñado nuestro proceso para favorecer a todas las personas que no cuentan con un historial de crédito favorable, por lo que si después de haber liquidado tus deudas sigues apareciendo en Buró, podrás solicitar un crédito con nosotros. Esto te ayudará a sanar tu historial y que en un futuro puedas volver a tener la confianza de las demás instituciones.